Biography: President José Ramos-Horta

Dr. José Ramos-Horta, the President of Timor-Leste, was born on 26 December, 1949, in Dili, Timor-Leste. His mother is Timorese and his father Portuguese. He had 11 brothers and sisters, three of whom were killed during the Indonesian occupation.

He was educated in a Roman Catholic mission. He is divorced and has one son.

Ramos-Horta began his career in journalism in 1969 in Timor-Leste. He was a co-founder of FRETILIN, the Revolutionary Front for the Independence of Timor-Leste.

On 28 November, 1975, after more than 400 years of Portuguese occupation, FRETILIN proclaimed independence and established the Democratic Republic of Timor-Leste. Ramos-Horta was appointed FRETILIN’s Minister for External Affairs and Information. He was asked to go overseas to gain international support for the new country.

On 4 December, 1975, José Ramos-Horta left Timor-Leste for New York. Three days later, Indonesia invaded and occupied the island.

Arriving in New York, he addressed the United Nations Security Council, which adopted a unanimous resolution demanding that Indonesia withdraw its forces from Timor-Leste.

From 1975 to 1999, Ramos-Horta was the permanent representative for FRETILIN at the United Nations — the youngest diplomat in the history of the UN. He traveled extensively lobbying governments and creating networks of supporters for the cause of his people.

In 1990 he settled in Sydney, Australia, and founded the Diplomacy Training Program in the University of New South Wales.

In December 1996 José Ramos-Horta and Bishop Carlos Belo were awarded the Nobel Peace Prize for “their work towards a just and peaceful solution to the conflict in Timor-Leste”.

In December 1999 Ramos-Horta returned to his homeland for the first time in almost 25 years. Thousands of Timorese crowded the airport and the seaside promenade of Dili to cheer him home. He was appointed Minister for Foreign Affairs and Cooperation in 2002.

On 10 July, 2006, he was sworn in as the Prime Minister of Timor-Leste, following the resignation of then Prime Minister Mari Alkatiri. In 2007 he was elected President of the country by a 70% margin. He was sworn in as the second President of Timor-Leste on 20 May, 2007.

Ramos-Horta was injured and survived an assassination attempt by a band of rebel soldiers on 11 February 2008.

His native languages are Tetum and Portuguese. He is proficient in English, French and Spanish.

Video Biography on YouTube

Academic Background

Major Awards

Nobel Peace Prize

________

RESEÑA BIOGRÁFICA DE JOSÉ RAMOS-HORTA

José Ramos-Horta, nació el 26 de diciembre de 1949, en Dili, Timor Oriental, de madre timorense y padre portugués. Tuvo 11 hermanos y hermanas, tres de los cuales fueronasesinados durante la ocupación indonesia.

Fue educado en una misión católica. Está divorciado y tiene un hijo. Sus lenguas maternas son el tetum y el portugués, siendo fluente en inglés, francés y español.

Ramos-Horta comenzó su carrera de periodismo en 1969 en Timor. Fue co-fundador del FRETILIN ( Frente Revolucionario para la Independencia de Timor Oriental).

El 28 de noviembre de 1975, después de más de 400 años de ocupación portuguesa, el FRETILIN proclamó la independencia y estableció la República Democrática de Timor-Leste.

Ramos-Horta fue nombrado Ministro de FRETILIN de Asuntos Exteriores e Información. Se le pidió que ir al extranjero para obtener el apoyo internacional para el nuevo país.

El 4 de diciembre de 1975, José Ramos-Horta salió Timor Oriental para Nueva York. Tres días más tarde, Indonesia invadió y ocupó la isla.

Al llegar a Nueva York, habló ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que aprobó una resolución unánime exigiendo que Indonesia retirara sus fuerzas de Timor Oriental.

Antes de servir a su país como presidente, el Dr. José Ramos-Horta fue conocido internacionalmente como un pacificador. En el exilio de su país durante la mayor parte de tres décadas, fue la voz internacional del pueblo de Timor, mientras este  luchaba por la supervivencia contra uno de los regímenes más brutales de nuestro tiempo.

De 1975 a 1999, Ramos-Horta fue representante permanente del FRETILIN en las Naciones Unidas, el diplomático más joven en la historia de la ONU. Viajó extensivamente con el propósito de cabildear los gobiernos y crear redes de simpatizantes de la causa de su pueblo.

En 1990 se estableció en Sydney, Australia, y fundó el Programa de Capacitación en Diplomacia en la Universidad de Nueva Gales del Sur.

De 1975 a 1999 Timor Oriental (en portugués Timor-Leste, nombre también usado en inglés), la  pequeña isla,   antigua colonia portuguesa ubicada  en la parte inferior del archipiélago indonesio, fue invadido y ocupado por Indonesia. En el transcurso de la invasión y ocupación de 24 años, pereció  un tercio de su población.

En el exilio durante toda la ocupación, José Ramos-Horta trabajó para construir una red de derechos humanos destinada a  defender los derechos de los habitantes de Timor,  caminando por los pasillos de la ONU, dirigiéndose al Consejo de Seguridad y trabajando sin descanso para garantizar a su pueblo que no era olvidado mientras estaba sufriendo.

En 1996, José Ramos-Horta y el obispo de Timor, Carlos Ximenes Belo fueron galardonados con el Premio Nobel de la Paz “por su trabajo enfocado hacia una solución justa y pacífica del conflicto en Timor Oriental.”

En 1999,  las Naciones Unidas patrocinaron un referéndum,  que permitía al pueblo de Timor decidir votar entre las opciones de la independencia o continuar haciendo parte de Indonesia. El país votó abrumadoramente a favor de la independencia.

Pero la historia no había terminado. Cuando los resultados del referéndum fueron divulgados, la milicia pro-Indonesia que había sido establecida por todo el país, desató la violencia haciendo arder prácticamente todo el país hasta sus cimientos. Un 85% de los edificios en Timor fueron incendiados. Cientos de miles de personas fueron desplazadas  a punta de fusil a Timor Occidental y otras regiones de Indonesia. Un número desconocido de personas, incluidos los periodistas extranjeros,  hombres,  mujeres y  niños que se refugiaron en iglesias, fueron masacrados.

La desbandada violenta se detuvo con la llegada de una fuerza de paz de la ONU, el 20 de septiembre de 1999. La ONU estableció entonces un gobierno provisional para administrar el país y prepararlo para la transición a la democracia.

José Ramos-Horta regresó del exilio el 1 de diciembre de 1999. Una multitud de timorenses repletó el aeropuerto y las calles para darle la bienvenida y celebrar su retorno a casa. Asumió el cargo de Ministro de Estado en el nuevo gobierno y rápidamente comenzó a trabajar para ayudar a construir el nuevo gobierno democrático en su país, convirtiéndose en uno de los principales arquitectos del nuevo gobierno del naciente país.

En 2006, Timor Oriental, que continuaba logrando mantenerse de pie como una joven democracia, fue víctima de la explosión de nuevos actos de violencia, cuando un grupo de más de 500 efectivos protagonizaron una escisión del ejército. En medio de los edificios en llamas y pandillas que arrasaban todo en las calles, el primer ministro, Mari Alkatiri, se vio obligado a dimitir.

Se  pidió a José Ramos-Horta –en ese momento canciller y ministro senior de Timor Oriental –ocupar el puesto vacante Primer Ministro. Fue en ese entonces cuando Los Angeles Times lo califico de “la última esperanza” de la joven democracia.

La esperanza se situaba en buena posición.

Desde que  Ramos-Horta asumió el cargo de Primer Ministro, la paz comenzó a regresar a Timor Oriental de manera constante. Los campamentos de desplazados internos empezaron a vaciarse a medida que la gente  regresaba a sus barrios y comenzaban la reconstrucción.

En mayo de 2007 Ramos-Horta fue elegido Presidente de Timor Oriental. Al asumir el timón de uno de los países más pobres de Asia,  un país devastado por conflictos, su promesa fue servir como “presidente de los pobres”. Se comprometió a seguir dedicándose a la erradicación de la pobreza en su país a través de la mejora de la salud pública y la educación y facilitando un ambiente donde los negocios pudiesen prosperar.

En 2008 el presidente Ramos-Horta sobrevivió a un intento de asesinato perpetrado por un grupo de militares renegados. Mientras el país oraba por su supervivencia, los miembros del grupo de renegados se rindieron y entregaron sus armas.

Con el regreso del presidente al cargo, el país entró en una nueva fase, una fase de dejar atrás el conflicto, construyendo un nuevo país.

En los años posteriores, trabajando con su compañero, el héroe timorense Xanana Gusmão  y con un amor y fe inquebrantable  en pueblo timorense, Ramos-Horta ha visto realizados muchos de sus sueños para al pueblo de Timor, tanto en la ciudad como en el campo.

Mientras se desempeñaba como Presidente y voz internacional del  joven gobierno, él personalmente creó iniciativas de paz , tales como la “carrera por la paz” , en la clase mundial de bicicleta de montaña y  la apertura de su oficina a jóvenes de zonas vecinas para venir a resolver los conflictos pacíficamente. Sus iniciativas contra la pobreza, incluida la construcción de viviendas para los más necesitados, sacaron de la pobreza extrema a decenas de miles de personas. Su liderazgo y experiencia han encaminado a Timor Oriental hacia una nueva era de paz, reconciliación y crecimiento económico.

Hoy TimorOriental está disfrutando de una paz merecidamente ganada. Con un crecimiento de dos dígitos durante tres años, la economía timorense es hoy uno de las que más crece en Asia. El desempleo ha caído a pique, al tiempo que el país va por buen camino para lograr el 100% de alfabetización en 2015, mientras jóvenes  trabajan bajo el programa de Ramos-Horta de “Dili, Ciudad de la Paz”, en la reconstrucción de viviendas que fueron incendiadas en 2006.

El nuevo lema del gobierno, “Adiós Conflictos, Bienvenido Desarrollo “, resulta evidente en toda la isla.

La obra de José Ramos-Horta en el paso de su país del devastador conflicto a la paz y el crecimiento económico en poco más de una década, sirve de modelo para la construcción de la democracia en el siglo XXI.

Una vez libre para regresar de nuevo en la escena internacional, en 2012 aceptó el nombramiento del Secretario General de la ONU como su Representante Especial en la nación africana de Guinea-Bissau.

Terminó su misión en Guinea-Bissau en junio de 2014, con gran éxito, y fue felicitado por todas las tendencias políticas de ese país y por la comunidad internacional.

Poco después fue nombrado por el Secretario General de la ONU para dirigir el Grupo de Alto Nivel Independiente de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU. La misión una vez más terminó con gran éxito y alabado por todos.